Ya has finalizado el test

Y este es tu resultado:

Estás en el proceso de construir tu mentalidad ganadora.

Según estos resultados puedo ver que hay áreas en las que puedes trabajar para mejorar tu mentalidad y perspectiva. Puede que en ciertas situaciones te abrumes por los cambios y la incertidumbre, y te cueste encontrar motivación para seguir adelante. También puede que te cueste trabajar en equipo y que en ciertos momentos tiendas a tener una actitud pesimista.

Pero lo importante es que eres consciente de los aspectos que tienes por mejorar y tienes la capacidad para seguir desarrollándote en la dirección adecuada así que ¡No te rindas porque lo mejor está por llegar!

Para seguir mejorando, aquí te dejo tres consejos:

Consejo 1:

El primer consejo es que identifiques claramente qué cosas haces por compromiso y qué cosas haces porque realmente sientes que tienes que hacerlas y si realmente te apetece hacerlas. 

Solemos acumular una cantidad brutal de compromisos y responsabilidades que terminan por agotarnos y destrozar nuestra actitud. Así que hay que corregir esto sino no te quedará energía para ocuparte de mejorar tu vida.

Por ello, te recomiendo que pienses en los 3 aspectos de tu vida que más drenan tu energía, ya sea un trabajo, una relación de pareja o la gestión de un vínculo con un familiar. Y que empieces a pensar sobre cómo puedes resolverlo esa situación, poniendo más espacio, limitando tu compromiso o negociando una situación más beneficiosa para ti.

Consejo 2:

En segundo lugar, muchas veces la presión del día a día termina por hacernos olvidar quién somos en realidad. Así que te animo a que empieces a reencontrarte, a conectar contigo mismo. 

¿Eso cómo se hace? 

Pasando tiempo de calidad contigo. Pasando tiempo a solas o compartido pero con quién tú quieres, haciendo actividades que te gustan, que te conectan, que te inspiran, que desarrollan tu creatividad.

Así es como empiezas a conectar con las cosas que de verdad te apasionan y se despierta la motivación y la actitud positiva.

 

Consejo 3:

No tomes grandes decisiones, pero no dejes de tomarlas.

Tu mente te hará creer que no puedes mejorar tu situación porque no puedes tomar esa gran decisión que sabes que tienes que tomar…

Pero no es verdad.

Puedes empezar a hacer pequeños cambios, puedes empezar por mejorar pequeñas cosas que no están bien y así poco a poco ir acercándote hacia ese horizonte que deseas.

Las grandes decisiones son para situaciones de crisis.

Evita las situaciones de crisis y no tendrás que jugártelo todo a cara o cruz.

Las pequeñas acciones constantes hacia el cambio son las que marcan la diferencia.

Para terminar…

 

Cada día ayudo a miles de personas a mejorar su mentalidad.

¿Cómo lo hago? De lunes a sábado a las 8.30h envío un mail en el que comparto consejos para que las personas sigan mejorando su mentalidad, consiguiendo mejores resultados en los diferentes aspectos de su vida (profesional, económico, familiar, pareja…)

El consejo diario de los mails es gratuito y te ayudará a seguir avanzando hacia esa mentalidad que necesitas para conseguir la vida que quieres.

Espero que lo disfrutes tanto como lo disfruto yo.

Si no te quieres perder ninguno de mis consejos diarios

Suscríbete aquí abajo

Suscribiéndote aceptas las políticas de privacidad